Quién

Jennifer Aniston y Sandra Bullock desvelan qué exnovio tienen en común

Por  | 



Aunque fuera Taylor Swift quien popularizó hace unos años el término ‘squad’ para referirse a su famosa pandilla, compuesta casi en exclusiva por conocidas modelos, lo cierto es que Jennifer Aniston inventó ese concepto mucho antes que ella junto a su círculo de allegados, del que forman parte sus antiguas compañeras de ‘Friends’ y otras estrellas como el humorista Jimmy Kimmel y su esposa Molly, la presentadora Ellen DeGeneres, su peluquero de confianza Chris McMillan, su exmarido Justin Theroux o la oscarizada Sandra Bullock.

Esta última se ha encargado de entrevistarla ahora para la  revista Interview y a lo largo de esa conversación se han animado a echar la vista atrás para desvelar cómo se conocieron: a través de un famoso intérprete con el que ambas mantuvieron una relación sentimental.

«Estoy tratando de acordarme de qué año era, en los Globos de Oro. Estábamos en un pequeño restaurante. La CAA [una conocida agencia] siempre organizaba la misma fiesta», ha desvelado Jennifer

«Sí, fue entonces. Y nos presentó nuestro exnovio. Y digo ‘nuestro’ porque tú y yo compartimos al mismo ser humano», ha añadido Sandra. «Las dos compartimos a Tate [Donovan]».

Antes de que nadie se alarme, ellas han querido dejar claro que sus respectivos romances no se solaparon y que guardan un gran recuerdo del actor, que trabajó con Jennifer en la serie de televisión que le dio la fama dando vida a Joshua, el hombre que Rachel Green era incapaz de conquistar por mucho que lo intentara.

«Tate era una persona muy paciente, en vista de que salió con las dos», ha matizado Sandra, que coincide con su amiga en que su ex tiene un gusto impecable a la hora de escoger a sus parejas, que son siempre mujeres «con talento, divertidas, amables, generosas y observadoras».

Aquella fue la primera ocasión en que los caminos de las actrices se cruzaron y más adelante volvieron a coincidir en la boda de un conocido durante la que no pararon de enviarse notas y chupitos de Jack Daniels desde sus respectivas mesas, y así se fraguó una bonita amistad al mismo tiempo que una resaca considerable.

Comentarios