Quién

Soberano 2021… la celebración que se quedó en expectativa

Por  | 



Descarrilada en varios momentos de su recorrido…… así se sintió la ceremonia 36 de Premios Soberano la cual tenía sobre sus hombros una carga de expectativas luego de que no se realizara en el 2020 debido a la pandemia del COVID 19.

Como si se tratara de principiantes, el evento de cinco horas pareció no acertar en muchos aspectos, especialmente en el desacuerdo de la selección de quien asistiría y quien no.

Tres escenario sonaban buena idea, excepto que sólo vimos uno: el del Jaragua, donde estaban los ganadores que asistieron. Luego están los ganadores que no fueron invitados y se enteraron tarde de que no irían, como Tabare Blanchard, y los que no fueron invitados y recibieron su galardón por delivery, como Xiomara Fortuna.

Así también están los que no buscaban nada ahí, pues no tenían nominaciones ni anunciaría ganadores, pero ahí estaban… ocupando un lugar.

Luego los que aún no saben si ganaron o que, puesto que las horas no dieron para mencionar todas las categorías y ACROARTE no envió el listado completo a los medios. Algunas categorías fueron premiadas sólo en un año, unas pocas en diferido y otras se las tragó la tierra.

Como siempre, aciertos y desaciertos en las premiaciones, tales como el Programa Semanal de Variedades, Es Temprano Todavía, de Jochy Santos, ganando en el 2020 cuando no tenía más que dos meses y medios al aire.

Pero si seguimos con aspectos de la producción, la alfombra volvió al caos y el desorden, los baches y “huevos” no dejaron de aparecer, flashazos y tomas vacías y sin sentido, así como silencios que parecía nadie previó y ganadores que nadie se aseguró si estaban ahí, casi El Alfa, Juan Luis Guerra, Santiago Matías y Romeo Santos.

¿Que decir de la química faltante y evidenciada entre la dupla conductora y la incisiva molestia de combinar sus looks? Eso se lo dejaremos a ustedes.

Por otro lado, Los musicales… después de algunas 50 notas de prensa anunciando la grandiosidad que estos representarían, nos deleitamos con Yandel en vivo y con un sin número de musicales grabados y con playbacks. Si hay que resaltar los mejores, la Patrulla y el número religioso se llevan el mérito, mientras que seguimos esperando la aparición de Raulin Rosendo y Alex Matos, anunciados con vítores, y el homenaje a los artistas difuntos.

Si bien Romeo Santos fue una grata sorpresa al final de una tediosa ceremonia, una pena que recibiera en un salón casi vacío, seguimos pensando que este galardón pertenecía a María Cristina Camilo, quien recibió un premio de consolación con el de Artes Escénicas, tal como sucedió con Cecilia García cuando se mencionaba para el Gran Soberano por su aplaudida trayectoria en el 2019.

Con esta, la primera de Caribbean Media Group y la única del mandato de Alexis Beltré a la cabeza de Acroarte, la ceremonia del Soberano se apunta pase de página con anotación de puntos a mejorar y entender que los tiempos cambiaron y las estrategias que antes funcionaron, no tienen el mismo impacto actualmente.

Muchos dirán que se apostaba al fracaso, lo que es incierto. Sin embargo, estas sombras podrían sumar al declive de la institución y a la visible división del gremio, que ha quedado evidenciada con esta gala.

Deseándoles suerte y objetividad para una próxima entrega, nos despedimos de la edición 36 de Premios Soberano.

¡Hasta la próxima!

Comentarios