Quién

Fonseca en el Jaragua: un domingo de cenicientas

Por  | 



SANTO DOMINGO.- El artista colombiano Fonseca regresó a Santo Domingo y al Teatro La Fiesta del hotel Jaragua con su “Viajante Tour”, acompañado de seis músicos y un repertorio que incluyó su nuevo disco.

El concierto de dos horas inició a las 10:15 de la noche con “En vivo y en directo”, seguida de “Háblame bajito”, a la que se le fueron agregando otras como “Vine a buscarte”, “Entre mi vida y la tuya” y “Enrédame” (2008) para la cual tomó su guitarra y entregó otro tema para el que recibió el apoyo de su fanaticada.

El público estuvo tímido. La primera hora transcurrió sin mayores emociones y en su primera intervención el artista resaltó su alegría por volver al país, pero tambien su entusiasmo por hacer a la audiencia disfrutar de su música.

“Yo sé que es domingo, pero tiene sabor a viernes. Pueden levantarse, cantar, baila… estamos esta noche aquí para que, como siempre. sea una noche inolvidable como la última vez que estuvimos acá. Bienvenidos y gracias por ser parte de este encuentro”, manifestó.

El público lo acogió con muchos aplausos y algunos de sus paisanos se manifestaron con banderas colombianas y el primer gran momento llegó con “2005”. “Hay canciones que llegan para recordar. Hay canciones que llegan Para agradecer y esta llega sobre todo para homenajear un momento muy importante de mi carrera y agradecerle a esa canción que me cambio la vida. Por eso se llama 2005”, dijo al presentar el sencillo que grabó con Greeicy, Cali y El Dandee en un homenaje al año (2005) y la canción (“Te mando flores) con la cual su música se internacionalizó.

Luego de varios temas se refirió a su admiración por Juan Luis Guerra. «Quiero brindar por la música que ha nacido en esta tierra. De los compositores que más me ha influenciado, no solo como artista si no como ha manejado su carrera, y que he tenido el placer de conocerlo y cantar con él. Quiero brindar por el maestro Juan Luis Guerra. No puedo venir a este país y no cantar una canción del maestro Juan Luis”, dijo,

Sin embargo, eligió “Testimonio”, una canción de 1998 de Juan Luis Guerra que los asistentes parecían no conocer mucho, dejando al artista solo en su interpretación, la cual, de hecho, fue muy buena.

“A donde veamos siempre llevamos un poco de nuestras raíces… siempre he creído que la música dice mucho de lo que es un país y si gente”, dijo al presentar una ronda de ballenatos que puso a varios a bailar.

Pero el momento épico del concierto se dio al llegar “Simples corazones”. Es probable que no quedara una persona en su silla, los flashes iluminaron el teatro y el coro llenó el lugar de las letras de estas canciones que, evidentemente, marcaron a los presentes.

Sus canciones más conocidas y disfrutadas, “Por pura curiosidad”, “Volver a verte”, “Arroyito” y “Te mando flores” sellaron recorrido por su repertorio de 26 canciones con una muestra de las raíces colombianas de Fonseca y la mezcla de romanticismo, metáforas, amor y gratitud. El cantautor de 43 años se despidió a ritmo de “Eres mi sueño” con el público rendido a sus pies, pero retirándose modo Cenicienta para cumplir con la agenda labora del lunes.

“Gracias por esta noche mágica y ser parte de este viviendo tour. Han sido muy importantes para mi carrera y trayectoria y siempre estaremos muy felices de regresar”, dijo al despedirse del concierto producido por ED Live, del empresario artístico Eduardo Durán.

Comentarios