Quién

César Suárez Jr sale en defensa de concierto de Ricardo Montaner

Por  | 



El empresario artístico César Suárez Jr., responsable del concierto en Altos de Chavón de Ricardo Montaner, salió al frente a  la polémica que ha causado el que durante el espectáculo “Las Canciones que amo” haya tenido unas 200 personas presenciado el show, en ese sentido, el gestor del evento justificó la presentación del cantautor, argumentando que fue ajustada a los protocolos establecidos por las autoridades dominicanas.

El show en vivo y vía «streaming» de Montaner se realizó el pasado sábado a partir de las 9:00 de la noche, hora en la que las autoridades dominicanas tienen prohibido la realización de actividades festivas o conciertos, y de acuerdo, a un comunicado de prensa el concierto logró conectar unas 180 mil personas en todo el mundo.

«Los teatros y anfiteatros de la República Dominicana están formalmente abiertos por el Ministerio de Cultura, con autorización para 50 por ciento de su capacidad. Altos de Chavón tiene capacidad para 6,000 personas y habían 200 personas. Todas las personas presentes estaban hospedadas en el complejo turístico (Casa de Campo)», comentó Suárez Jr. en su cuenta de Instagram.

Ante, la situación que ha sido la comidilla de las redes sociales desde el pasado fin de semana, el ministro de Salud Pública, Plutarco Arias, afirmó este martes que el concierto de Montaner realizado no tenía permiso para llevar público de forma presencial.

En una entrevista en el programa «Más Cerca», que conduce la periodista Anibelca Rosario, el ministro dijo que él no tenía conocimiento de que al lugar asistiría público y que nadie se acercó al Ministerio de Salud Pública para pedir la autorización.

“Ese concierto tengo yo entendido que era virtual, incluso para mí era virtual”, dijo Arias al ser consultado sobre la supuesta autorización que tenían los organizadores del evento.

Cuando se le preguntó si entonces se realizó sin conocimiento de las autoridades dijo “eso no eso pasó por aquí por el ministerio”.

Desde el mismo sábado en la noche y domingo en la mañana, muchas personas criticaron que las autoridades hayan permitido el show en vivo y con presencia de personas fuera del horario establecido para estas actividades.

Los críticos señalaron que fue una acción discriminatoria porque privilegia a un cantante que debe ser tratado igual que los demás que han sido detenidos por amenizar fiestas privadas que pasaron a denominarse «fiestas clandestinas».

Comentarios